La dieta perfecta para la tensión arterial

dieta perfecta para la tension

La presión arterial también conocida como tensión arterial se trata de la influencia que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Esta tensión debe mantenerse en unos rangos específicos para que se considere normal, si su medición sale de los parámetros se considera alta y esto puede provocar graves problemas para la salud.

Entre los factores que provocan esta situación destacan varios, por ejemplo, el consumo de ciertos medicamentos, situaciones de estrés, nerviosismo y antecedentes familiares de hipertensión. Pero uno de los factores que más resalta es la alimentación, especialmente cuando se presenta un alto consumo de sal, esto puede provocar el aumento de la tensión arterial.

Pero la dieta también es una de las mejores herramientas para prevenir este padecimiento, es incluso uno de los métodos más eficaces y mejor aun, más sencillos. Al respecto, uno de los regímenes alimenticios más recientes y empleados para esta tarea, es la dieta DASH, incluso sus efectos favorables se pueden apreciar dos semanas después de haber comenzado su práctica.

¿En qué consiste la dieta DASH?

Esta estupenda dieta consiste en la reducción del consumo de sal, así como la ingesta de alimentos con nutrientes de calidad, ricos en fibra, calcio, proteínas, grasas buenas, potasio y magnesio, estos son:

  • Frutas.
  • Verduras.
  • Lácteos con bajo contenido de grasa.
  • Legumbres.
  • Granos enteros, nueces y semillas.
  • Pescado, aves y carnes magras.
  • Aceites vegetales.

Consejos para llevar a cabo la dieta DASH

Es normal ver un tanto complejo el inicio de cualquier dieta, es algo nuevo y es muy frecuente que ataquen las dudas y las interrogantes. Además, en muchos casos puede representar un cambio drástico o un nuevo estilo de vida. De cualquier forma, no es imposible, se pueden seguir ciertas recomendaciones para que el proceso de adaptación sea exitoso, por ejemplo:

  1. No se trata de consumir todos los alimentos al mismo tiempo, resulta muy favorable incorporarlos de a poco.
  2. No solo se trata de carnes magras para obtener proteínas, también consumir tofu y legumbres.
  3. Para el consumo de verduras, es muy beneficioso variar, se pueden consumir en ensaladas, cremas, como guarnición, entre otras opciones.
  4. Variar también las frutas, son espléndidas durante el desayuno.
  5. Para las meriendas apostar por los yogures desnatados y las frutas.
  6. Las semillas y nueces deben formar parte de las comidas principales o en su defecto, en las meriendas.
  7. Evitar los alimentos procesados o en conserva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*